Regar-las-plantas-en-vacaciones

El veranito ha llegado oficialmente y con él las esperadas vacaciones. No importa si te vas fuera de casa un fin de semana o dos semanas, tus plantas merecen estar bien cuidadas durante todo el año. Por ello, a continuación, te damos algunos consejos para que puedas mantener las plantas y las flores en perfectas condiciones mientras estás de vacaciones.

Trucos de riego 

Con un jardín grande, el sistema de riego automático de gota a gota será el más cómodo aunque no es una opción económica. Si por el contrario tienes plantas en una terraza o en un balcón pequeño, uno de los trucos más utilizados es mediante una cuerda de algodón o tela.

¿Cómo se hace?

Entierra un extremo del algodón (o de la tela) en la tierra de la maceta y coloca el otro dentro de una reserva de agua (botella o cualquier otro recipiente). La humedad irá filtrándose por el cordón o el trozo de tela y llegará a la tierra para humedecerla.

Regar-las-plantas-en-vacaciones

Otra alternativa consiste en colocar las plantas en una jardinera con un fondo de agua. Vigila con este sistema porque hay plantas que no aguantarán tanta humedad y se pudrirán las raíces.

Otra solución es mantener las plantas mediante un sistema de riego individual provisto de una reserva. Coge una botella de plástico (el tamaño de ésta dependerá del tamaño de la planta) y hazle un pequeño agujero en el tapón. A continuación, entierra esta parte de la botella en la tierra de la maceta y, poco a poco, irá saliendo el agua y la tierra se irá humedeciendo lo suficiente como para sobrevivir durante los días que estés fuera.

como_regar_las_plantas_en_vacaciones

Mantener las plantas en perfectas condiciones 

1. Si puedes mover tus plantas, agrúpalas en una sola estancia (preferiblemente en la cocina o el baño). Colócalas en el fregadero o en la bañera con un fondo de agua y moja las hojas. Pon las que se quedarán encima del escurridero sobre un trozo de fieltro de jardín (lo encontrarás en tiendas especializadas), que debe mojarse con el agua del fregadero.

En este sentido, agrupa el máximo de plantas alrededor de una maceta grande y riégalas con una o varias cuerdas largas que pasarán de tiesto en tiesto. Prepara barreños bastante grandes para el agua de reserva.

2. Para las plantas que estén en jardineras que no se puedan mover puedes optar por sistemas individuales formados por un difusor regulable, que se conecta a un jarrón lleno de agua o a una botella.

3.  Deja una ventana entreabierta para que circule el aire. No cierres todas las persianas. Cuando vuelvas abre, progresivamente, las persianas para que las plantas se vayan acostumbrando a la luz natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *