El pasado día 23 de abril se celebró en Cataluña, como cada año, la “Diada de Sant Jordi”, un día en que es tradicional regalar rosas y libros entre parejas y personas queridas, en el que se conmemora la leyenda del caballero que salva a la princesa y el reino, matando al dragón que los atormenta.

Aunque la tradición es regalar una rosa, muchas personas optan por regalar un rosal, debido a que duran más que la flor cortada y la belleza de estas plantas puede encajar perfectamente con la decoración del hogar.

Por este motivo en esta entrada, os explicamos algunos consejos para el cuidado del rosal.

  • Luz solar: Los rosales necesitan tener luz solar entre 4 y 6 horas al día para su correcto crecimiento.
  • Retener la humedad: Es esencial elegir un sustrato adecuado y un tiesto que pueda drenar el agua sobrante, manteniendo la humedad necesaria para la planta.
  • Poda de flores: Se deben podar las rosas marchitas con el objetivo de dejar espacio para que las futuras rosas puedan crecer. A su vez es importante realizar la poda en invierno, cuando la planta esta hibernando, evitando cortar los nudos y la acumulación de agua en los cortes.
  • Prevenir plagas: Las plagas que afectan más a los rosales son el pulgón y los escarabajos, para evitar su aparición se deben tomar medidas preventivas adquiriendo el producto adecuado.

Estos son algunos de los consejos básicos para el correcto cuidado del rosal, esperamos que os sean de utilidad y os ayuden a prolongar la vida de estas plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code