En verano aparte del calor, tenemos a los pequeños de la casa con menos tareas. Las vacaciones pueden ser un buen momento para que los más pequeños puedan disfrutar del jardín de una manera distinta.

Un pequeño huerto o jardín puede ser un buen instrumento.

No es una novedad, seguro que en algún momento hemos cuidado una planta o un gusano de seda, e incluso plantar una semilla en un baso con algodones.

No hace falta que aprendan estos conceptos en el colegio, en casa también podemos enseñar cuidar del jardín o de un pequeño huerto de una manera divertida y poder introducir temas de naturaleza, medioambientales o una alimentación saludable.

Con los cuidados del jardín o del huerto los pequeños pueden aprender conceptos de responsabilidad, paciencia, compartir tiempos juntos y proyectos, …

Recomendamos trabajar con plantas de gran colorido, y con un crecimiento rápido. También pueden venir bien plantas que tengan flores para que se vea un desarrollo.

Al principio los pequeños necesitarán un poco de ayuda, pero poco a poco podrán involucrase más en el proyecto, hasta que puedan tener total autonomía en él.

Si no tenemos un jardín o espacio para un huerto podemos usar unas jardineras o plantas de interior.

Tienes dudas o quieres que te ayudemos con tu jardín, piscina o césped.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code