Las plantas carnívoras son una familia de vegetales muy curiosa, capaces de reaccionar ante determinados estímulos externos y depredadoras  de insectos.

Existen diferentes tipos de plantas carnívoras que se pueden dividir en dos grupos:

  • Plantas carnívoras tropicales: Adaptadas a climas cálidos y húmedos.
  • Plantas carnívoras no tropicales: Adaptadas a climas cálidos y que necesitan frio para hibernar.

El segundo grupo de plantas carnívoras, las no tropicales, son las más comunes de encontrar en las floristerías, por este motivo, en este artículo podréis descubrir las necesidades y cuidados para el mantenimiento de las plantas carnívoras no tropicales.

  • Condiciones climáticas: Necesitan estar en zonas cálidas, la temperatura del hogar es suficiente. Como ya hemos comentado, son plantas que necesitan hibernar, por este motivo, en ese momento necesitaran frio durante entre tres a cinco meses, dependiendo de la especie.
  • Humedad: Los tejidos carnosos de las plantas carnívoras deben acumular mucha agua, por este motivo, se debe regar con frecuencia y pulverizar las hojas.
  • Luz: Este tipo de plantas necesitan luz solar, por este motivo aconsejamos situarlas cerca de ventanas donde dé el sol durante como máximo 1 hora al día.
  • Sustrato: El sustrato necesario para las plantas carnívoras pueden ser tanto naturales como artificiales. El más ideal es el esfagno, característico por su pH ácido, con pocos nutrientes y con buena retención de agua.
  • Nutrientes: La fuente principal de nutrientes de las plantas carnívoras son los insectos, con uno la planta tiene nutrientes suficientes para varias semanas. En el caso de que nuestra planta no pueda cazar ningún insecto, alimentándola una vez cada par de semanas será más que suficiente.

Con estos consejos, podréis mantener correctamente vuestras plantas carnívoras y conseguir que duren mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code